ya tenemos 340 chistes

los chistes para niños más diver

– Doctor, ¿qué tal el parto de mi mujer?
– Todo bien, aunque a su hijo hemos tenido que ponerle oxígeno.
-¿Oxígeno? Con la ilusión que a mí me hacía que se llamara Francisco.