ya tenemos 340 chistes

los chistes para niños más diver

Dos amigos viajan en tren y uno de ellos se asoma a la ventanilla:
– ¡Ay!
– ¿Qué te pasa?
– Que me ha entrado una carbonilla en el ojo.
– ¡Pero si este tren es eléctrico!
– ¡Pues habrá sido un voltio!