ya tenemos 340 chistes

los chistes para niños más diver

En el colegio, la maestra explica las onomatopeyas y pide una redacción en la que se utilice la palabra onomatopeya. Al día siguiente los alumnos leen lo que han escrito. Empieza Juanito: 
– Ayer estaba yo en la calle, pasó un perro que dijo «guau» y pensé «guau» es una onomatopeya.
El segundo es Pedrito:
– Ayer estaba yo en la calle, pasó un gato que dijo «miau» y pensé «miau» es una onomatopeya.
La maestra los felicita y le toca a Jaimito:
– Ayer estaba yo en la calle, pasó un camión y pensé ¡oh, no me atropella!