ya tenemos 340 chistes

los chistes para niños más diver

Era tan feo, tan feo, que no podía dormir porque cuando venía el sueño lo espantaba.