ya tenemos 340 chistes

los chistes para niños más diver

Era tan parlanchina, tan parlanchina, que no se pintaba los labios sino los codos.