ya tenemos 340 chistes

los chistes para niños más diver

Están dos vacas pastando en el prado y le dice una a otra:
– Oye, tu sabes que hay una enfermedad de las vacas locas.
– A mí me da igual, yo soy una cabra.