ya tenemos 340 chistes

los chistes para niños más diver

Le pregunta una ovejita a su mamá:
– Mamá, ¿puedo ir a jugar al prado?
-Veeeeee, veeeeee.